Dental Topics

Uno de los principales elementos de nuestra boca para poder realizar la masticación, deglución y fonación, es la LENGUA.


El cuidado de este músculo, es decir la correcta limpieza de la lengua es tan importante como la de los dientes y encías. Es frecuente que la gente olvide limpiarla durante la rutina de limpieza. Los problemas de halitosis o mal aliento, es causado en el 41% aproximadamente por la lengua, ya que en ella se acumula gran cantidad de bacterias si no la limpiamos correctamente. 


Su textura, color y tamaño pueden variar de una persona a otra, pero   si puede haber signos que nos indique que puede haber una patología en ella.


Por ejemplo: 

  • Capa o cubrimiento blanquecino o amarillento: significa hay una deficiencia en la higiene. Esta capa está compuesta por bacterias, restos de alimentos, células, causando mal aliento. 
  • Capa blanca gruesa: Puede llegar a formar placas sobre la lengua, lo que probablemente nos indicaría una patología causada por hongos, conocida como Candidiasis.
  • Lengua pálida: La pérdida de color y humedad, la mayoría de las ocasiones es signo de deshidratación, deficiencia de vitaminas o anemia.
  • Lengua con apariencia negra y velluda: Conocido como lengua peluda se produce porque las papilas de la lengua crecen de forma anormal. Provocada por diversas causas, como falta de higiene, consumo excesivo de alcohol o tabaco o la reacción a algún medicamento. 
  • Llagas o bultos: Pueden deberse a multitud de causas, desde una lesión por el roce continuado con un diente, implante o aparato dental, estrés, falta de vitaminas, alergia o incluso herpes. 


La manera de mantener la lengua sana para evitar la aparición de trastornos, infecciones y mal aliento es limpiarla cada día después del cepillado dental diario con unos limpiadores linguales especiales. 


Nodo5